Las empresas de limpieza en Oviedo ya no son como los conocíamos en el año 2019. La pandemia de coronavirus, que irrumpió a principios del 2020 en nuestra ciudad, hizo cambiar las prioridades de todas las empresas, viviendas particulares, comunidades de propietarios...

Seguro que has visto, en los autobuses urbanos, en el tranvía de la ciudad o en los centros de trabajo, las ventanas abiertas de par en par. Es uno de los mejores antídotos para que el coronavirus no se siga transmitiendo, puesto que la ventilación cruzada hace que los aerosoles desparezcan y queden difuminados afectando a su carga viral. Las empresas de limpieza en Oviedo incluyen en todos sus trabajos esta ventilación, la cual en algunos casos no se puede hacer por la climatización o la edificación de muchos inmuebles.

Independientemente de que se pueda mantener una ventana abierta, las compañías de limpieza están potenciando esta apertura de ventanas, no solo para eliminar virus y bacterias del ambiente, sino para mejorar la calidad del aire de los espacios cerrados. Tras una jornada laboral en una oficina, por ejemplo, se acumulan olores que deben desaparecer. Para trabajar y limpiar o desinfectar correctamente es imprescindible que, primero, estos olores se vayan.

Además, aporta un plus añadido: el secado de las superficies donde se ha trabajado, especialmente los pavimentos o suelos, será mucho más rápido. En una ciudad como la nuestra, donde el cierzo sopla con mucha frecuencia, esta ventilación es muy rápida y eficiente, por lo que es un aspecto positivo a tener en cuenta si se desea apostar por mejorar la calidad de aire de los interiores.

En Limpiezas Alfama, S.L. realizamos no solo la limpieza de comunidades u oficinas, sino que también, a la par, potenciamos la ventilación de diferentes espacios. Si es posible. Contáctanos y conoce más sobre nuestro trabajo.