Por nuestra amplia experiencia como empresa de limpieza de comunidades en Asturias, sabemos la importancia que tienen las tareas de higiene y mantenimiento, para garantizar la correcta convivencia entre todos los vecinos. 

La limpieza de las zonas comunes de un bloque engloba portales, pasillos, escaleras, ascensores, descansillos, garajes... El objetivo es mantenerlas en buen estado y realizar tareas de desinfección para evitar la aparición de cualquier tipo de plaga. 

Otro aspecto primordial en los trabajos especializados de la limpieza de comunidades en Asturias es la utilización de productos específicos y de primera calidad para el mantenimiento de todo tipo de superficies, pavimentos e incluso tejidos, para garantizar la máxima limpieza y desinfección, sin que sufran ningún daño o deterioro.

Dependiendo del tamaño del inmueble, las labores de limpieza como mínimo deben realizarse de tres a cinco veces por semana. Hay que tener en cuenta que en un bloque que vivan más de veinte vecinos, el continuo tránsito de personas obliga a realizar un mantenimiento prácticamente diario de todas las zonas comunes. 

En Limpiezas Alfama conocemos en profundidad las necesidades de limpieza, desinfección y mantenimiento que precisa una comunidad de propietarios, por lo que realizamos planes de trabajo totalmente personalizados para cumplir con nuestros objetivos empresariales, que tienen su pilar fundamental en la satisfacción de nuestros clientes.